Las caras de la derrota; por @hescandell

Foto: Archivo web

Y dijo que en Venezuela no había hambre. Con el gañote, dijo lo que seguramente sus ojos no ven, pero lo dijo. “Aquí no hay crisis humanitaria, no hay”, repitió, como tratando de convencerse ella misma. El público gritaba, aplaudía y decía: “¡Victoria, victoria, victoria popular! Las caras de la derrota estaban ahí. Victoriosos y eufóricos. 545 hombres y mujeres con discursos totalmente desconectados de sus gestos y expresiones faciales.

Lo que escuchamos el viernes por la tarde es la prolongación de una derrota constante. Todo es parte de una realidad virtual, aquí tampoco hay gente buscando en la basura, no hay niños sobreviviendo a la calle. Aquí no hay, ese el problema. Las caras de la derrota le dijeron al mundo que en Venezuela los hospitales están repletos de todo. Dijeron que no hay escasez de quimioterapias, que en Amazonas, Delta Amacuro y Bolívar los pueblos indígenas no están muriendo de paludismo. Ahí nadie sufre con el VIH. Todo es felicidad.

La derrota instalada y constituida es un monumento a la “revolución” que, sencillamente, no existe. Durante meses dijeron que con la constituyente se acabarían los problemas del país pero, ¿Cuáles problemas? Aquí no hay nada que resolver. Aquí lo que hay es “voluntad y compromiso”. Entonces, ¿Para que se convocó de manera ilegal a una constituyente?

Según las primeras acciones de la nueva asamblea, la prioridad es quitarse de encima lo que molesta al gobierno y no lo que afecta a la población. Es urgente desaparecer a la Fiscal General, quitar la inmunidad a los diputados y evitar más protestas sociales. El hambre, la escasez de medicamentos, de repuestos, la inseguridad y la impunidad no parecieran estar en el espectro de los llamados constituyentistas. Seguramente, porque esos problemas no existen, repito, son parte de la ficción.

Las caras de la derrota están urgidas por paralizar a la población, aunque la comunidad internacional los desprecie y no los reconozca. Aunque la fiscal diga que son ilegítimos y no acepte su separación del cargo. Aunque el ahora llamado “chavismo democrático” tampoco los acompañe y, por el contrario, se junte con la oposición para defender la constitución de 1999. A pesar de todo esto ellos siguen ahí. La constituyente va pa’ lante y sus autores no escuchan, no miran, no son capaces ni siquiera de reconocer que la gente sí está pasando hambre.

Los días por venir nos mostrarán rostros sonrientes y aparentemente felices, caras diciendo que todo está controlado, que la constituyente triunfó y el país va a conseguir la paz. En los salones de Miraflores se vive otra realidad. Aunque se roben armas de un destacamento militar, aunque quieran linchar a los dirigentes del PSUV y del CNE en las calles de Venezuela y el mundo. Nada de lo que pasa en las calles les afecta. Repito, “todo está controlado”.

Las caras de la derrota no se pueden ocultar. Es absolutamente imposible esconder el temor a perder el poder total. No se puede mostrar otra cara cuando vas por un camino y el país va por otro. Seguirán siendo las caras de la derrota mientras nieguen la realidad que padece la mayoría.

Pd: Si seguimos duplicando cargos, capaz y pronto tengamos hasta dos presidentes en funciones.

Anuncios

Un comentario en “Las caras de la derrota; por @hescandell

  1. Sólo pido que a esos que aparecen en primer plano, de esa toma por dos meses , que solo reciban salario mínimo, y le otorgen un apto de misión vivienda , pasado ese tiempo, tomenle de nuevo una foto y veamos de nuevo sus caras

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s