Maracaibo-Valledupar ¿Cuál es la diferencia?

Foto: Archivo web

Son las seis de la mañana en Valledupar, Suena el despertador. Me levanto y como de costumbre pongo a calentar chocolante con leche -mientras me visto para ir al mercado de compras-.

Camino unas cuatro cuadras, desde mi nueva casa hace 11 meses, en el barrio 12 de octubre, -sin experimentar esa sensación de que alguien pueda aparecer de la nada y me quite el celular o el dinero que tanto has trabajado- voy camino al mercado.

¿Cuál es la diferencia?

En mi lista de productos a conseguir figura: aceite, arroz, harina, leche, papel higiénico, jabón, crema dental, champú, acondicionador, afeitadoras y  un corn flake; que resuelve cuando se hace tarde hacer desayuno.

Por cierto, el clima está buenísimo. Unos 28 grados ambientan la capital del Cesar.

En el mercado popular de la ciudad, camino de local en local como a uno lo enseñan desde pequeño:

-Señora, ¿a cómo tiene el arroz y el aceite?

-Hijo, el arroz en 2.800 y el aceite a 1.500 pesos.

Del lado izquierdo escucho a los buhoneros gritando: “…verduras y frutas…”  y del otro lado a un niño de apariencia wayuu: “…bolsas negras a 200 pesitos tío, están baratas…” El mal olor, la basura, la sobrepoblación, el contrabando, la explotación laboral infantil y hasta la inseguridad del comercio popular vallenato es similar al del famoso Mercado Las Pulgas, en Maracaibo, Venezuela.

El mercado tiene como unas 7 cuadras de largo, -mucho más grande a los lados- sobre todo por las mesitas con productos. Tiene más de 40 años funcionando y se estima que el 40 por ciento de la economía de consumo en la ciudad, tiene su funcionamiento allí.

¿Cuál es la diferencia?

El reloj marca las siete de la mañana. ¿Qué pasó, chamo? Es lo primero que escucho cada sábado cuando llego al abarrotado mini mercado “Los Reyes”; donde trabajan dos maracuchos. Jorge es uno de ellos, él emigró a la costa colombiana con su compañero, en mayo del año pasado.

Según migración Colombia, desde el 2014 han ingresado 1.046.708 venezolanos, cifra que cada vez sube más. Solamente en  enero del presente año se contabilizaron 47.904 criollos pasando la frontera.

En total son 22 productos básicos que me llevo del local:

1 aceite Oleo Sanderde 900ml: $1500

2 kilos de Harina Pan: $6000

2 kilos de arroz Sabrosón: $5600

2 litros de leche deslactosada Clare: $5400

1 Papel higiénico de 4 rollos Royal: $5500

3 Jabones Rexona: $6000

3 Cremas dentales Colgate triple acción: $8000

1 Champú y acondicionador Sedal de 340ml: $1600

2 Afeitadoras Gillette Ultra Grip: $4500

1 Cereal: $6000

-Chamo son $50.100 pesos sin el pote, pagas por caja -mencionó el amigo de Jorge, que tenía puesta una camisa de las águilas del Zulia.

Luego de dos horas, ya estoy de vuelta en casa. El taxi de regreso me cobró $5000 pesos. En total gasté $55.100 que significativamente representa el 7,46% del salario mínimo en Colombia -que subió en 2017 a $737717-.

Pero, ¿cuál es la diferencia?

El poder caminar tranquilo por las calles de la ciudad, tener la certeza de que podrás conseguir los productos que tú deseas, la marca que prefieras y a -casi-  los mismos precios del mes pasado. Por cierto, los taxistas cumplen con las tarifas establecidas.

Pero, ¿cuál es la diferencia?

¿Cuánto gastas en Las Pulgas por estos productos y cuánto representa ese gasto a tú salario mínimo y el bono de alimentación?

PD: La última vez que fui al mercado de Maracaibo, un tipo le arrancó los aritos (aretes) a una señora de edad, que estaba de compras.

César J. Millano G

3 de abril de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s