¿Toma de Caracas? ¡Cuidado con una vaina!

Foto: Archivo web
Foto: Archivo web

Daniel tiene 18 años, cuando tenía 4 ocurrió el último golpe de Estado en nuestro país. Él recuerda poco, “Solo me acuerdo que la gente gritaba consignas”, también comenta que a su papá lo echaron de un trabajo por no querer salir de su casa.

Daniela tiene 27, hace catorce años, mientras Caracas era un valle de balas, ella y su familia se mudaban de casa. “Recuerdo que en la noche tumbaron a Chávez y en la madrugada ya era presidente otra vez”.

Por otro lado, Wirmelis tiene 31 años, “De esos días recuerdo que sacaron a Chávez y vino Carmona y eliminó todos los poderes”.

Finalmente, Odalis es una madre de 43 años y sus recuerdos están más vivos, “Recuerdo que el once fuimos a marchar, yo llegué hasta Parque Central y después me fui a trabajar”, al rato, el jefe les pidió que no se fueran a ningún lado y allí comprendió lo que estaba ocurriendo en las calles.

Estos cuatro relatos demuestran, entre otras cosas, que el pasado político venezolano sigue vivo en los chamos y en los adultos; que la historia contemporánea está muy cercana.

Dicen que “al que lo ha picao’ una culebra cuando ve bejuco se asusta”. El primero de septiembre parece eso, un bejuco repetido en este país.

Escucho hablar de la gran toma de Caracas y recuerdo el titular de El Nacional en 2002, “La batalla final será en Miraflores”.

Desde la oposición se anuncia está actividad como un paso para exigir el revocatorio presidencial, sin embargo, otros sectores alertan agendas ocultas.

Al Presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela, Hasler Iglesias le pregunté por la participación de los estudiantes y convencido me respondió: Para cambiar la realidad de las universidades es necesario cambiar al Gobierno.

Por otro lado, al Diputado William Dávila le pregunté si el primero de septiembre no se va a cambiar la agenda como ocurrió en aquel fatídico abril.

El parlamentario merideño asegura que lo del 2002 no se va a repetir porque aquello fue planeado por Chávez. El hecho real, es que aquel once la marcha tenía una ruta y en medio de la euforia la oposición la cambió. Lo demás es historia.

¿Vale la pena tomar Caracas?, ¿Quién gana y quién pierde más?

El factor sorpresa es la carta bajo la manga que tiene la Mesa de la Unidad para no quedar neutralizados en su intento de marchar en el municipio Libertador. Ahora pregunto.

¿Pa’ dónde va esta marcha? Suponiendo que actividad se concrete, que la gente tome Caracas, ¿Cuál es la ruta?, ¿Qué van a hacer con la Caracas tomada?

¿Qué significa tomar Caracas?

Después de todos estos años de conflictividad política, de escenarios violentos, de discursos polarizantes, de Plaza Altamira, de Puente Llaguno, de La Fiscalía, de los francotiradores. Después de esos terribles desenlaces vuelvo y pregunto: ¿Qué significa tomar Caracas?

Con estos antecedentes no quiero decir que el primero de septiembre todo terminará igual, tampoco quiero anticipar ningún escenario violento. Solo busco refrescar la memoria y alertar que ya tenemos una historia trágica.

El Referendo Revocatorio ya es agenda nacional, tanto así, que el mismo discurso oficial ha cambiado desde mayo. Las últimas medidas económicas del Gobierno parecieran estar preparando el camino para afrontar una elección nacional.

En el Gobierno y en la Oposición ya están en campaña. Hablan de un Allup presidencial y un Diosdado salvador.

Insisto, ¿Vale la pena tomar Caracas?

Cuidado con una vaina

Los escenarios de violencia se alertan a diestra y siniestra. El diputado Julio Chávez del Partido Socialista Unido de Venezuela asegura que sicarios están listos para generar violencia en la marcha. ¿De quién son?

Hasta dónde yo sé, un sicario actúa cuándo alguien lo manda.

Por otro lado, en la oposición no sé si saben que están en proceso de rehabilitación; después de tantos atajos fallidos han vuelto al camino de la legalidad.

Al igual que lo adictos, las recaídas son mortales. ¡Cuido con una vaina!

Volver a los escenarios de la violencia y la inconstitucionalidad sería mortal para las aspiraciones de pacificación y reconciliación que se anuncian en otras tribunas, la historia reciente así lo confirma.

Mientras escribo estas consideraciones, también pienso en la Fuerza Armada. Militares que gozan de legalidad para “disparar” en manifestaciones según la criticada resolución 008610. Sería terrible escribir con represión y sangre otro capítulo de nuestra historia. ¡Cuidado con un vaina!

Son tantos los actores y tantos los intereses, que pudiéramos alertar a unos cuantos más, pero si estos que se nombran cumplen las leyes, nada debería pasar.

Los radicales ya no están de moda

La polarización política nos mostró un camino de desencuentro y conflicto constante. El país está en ruinas. La economía es un desastre mayúsculo, la política es un terreno minado, la gente está y no está.

Disculpen la insistencia ¿Vale la pena tomar Caracas?, ¿Vale la pena arriesgar otra vez a sus seguidores?

El país necesita otras formas; no se trata de no protestar, no se trata de callar lo que se considera injusto, pero las barajitas repetidas no llenan álbum.

Mantener el poder es la única preocupación del Gobierno y eso es grave cuando los escenarios no son favorables, en los mandos medios hay una cuerda de fanáticos capaces de hacer cualquier locura para figurar.

¡Cuidado con una vaina!

Sería irresponsable no alertar, aquí no cabe el amanecerá y veremos. Es necesario tomar previsiones para que el amanecer sea previsible y lo menos traumático posible.

La gente que vaya a la toma de Caracas debe salir consciente que la constitución es el camino. Las fuerzas públicas que salgan a custodiar deben estar conscientes que su actuación será juzgada en el futuro y el veredicto dependerá de lo que hagan este primero de septiembre.

Venezuela no necesita más muertos, no necesita más mártires, todos los venezolanos somos indispensables para construir el país que merecemos.

PD: La gente merece dirigentes menos care’ tabla.

Héctor Ignacio Escandell Marcano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s