No me quiero acostumbrar

En las últimas semanas el hambre arrecia, la escasez es brutal y la indiferencia se convierte en cómplice asesina.

No me quiero acostumbrar

Todos los días veo gente hurgando entre la basura, ¿Qué buscan? Sin duda que lo que intentan encontrar es comida.

No me quiero acostumbrar

El promedio de niños desmayados por día en colegios caraqueños es de dos. Las madres dejan que sus chamos duerman hasta tarde porque no tienen nada para darles de comer.

No me quiero acostumbrar

Los comedores escolares tienen que elegir entre desayuno o almuerzo, los dos no se puede. Mientras tanto la ilusión se apaga y los pequeños cerebros se duermen.

No me quiero acostumbrar

Debo confesar que en las últimas semanas me he preguntado ¿Querrán matarnos de hambre?

No me quiero acostumbrar

¿La comida de los fulanos Clap alimenta?, Más allá del debate si llegan o no llegan, ¿Esos artículos de la bolsa alimentan?, ¿Qué están comiendo los abuelos y las mujeres embarazadas?

No me quiero acostumbrar

¿En serio?, ¿De verdad lo que nos queda es esperar una humillante bolsa de harinas y salsas para no morir de hambre? ¿En serio?

No me quiero acostumbrar

Les dejo esta foto que capturó Libia Luna en el centro de Caracas este miércoles 8 de junio.

No me quiero acostumbrar

HIEM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s